Posiblemente sea la forma más bella de poder introducirse en las entrañas de la montaña. Paisajes donde solo se puede tener acceso con esta modalidad deportiva. Exige amplios conocimientos de las diferentes técnicas de cuerda, aguas vivas y respeto medioambiental. Donde un sin fin de especies naturales solo pueden sobrevivir en un ecosistema tan vulnerable. Sus aguas puras y transparentes, badinas, flisch, hacen que parezca que estamos en las puertas del paraíso.

Este deporte trata de descender el curso de un río de montaña, ya sea con un caudal continuo o estacional. Usando material específico como:  cuerdas, trajes de neopreno... Es una práctica deportiva relativamente joven que no se debe subestimar ya que no son parques acuáticos a pesar de sus toboganes, saltos y cascadas que encontramos en muchos de sus descensos.

El rafting es una forma de surcar los ríos por sus partes más bravas y manejando las balsas neumáticas que parece que todo lo soportan. Es una práctica deportiva de equipo: uno para todos y todos para uno. Un timonel experimentado hará que disfrutemos del descenso manejando entre orden y orden la embarcación.

Etiquetas: 
Barrancos, rafting, aguas bravas

Últimos Posts