Varios estilos son los que podemos desarrollar para ascender paredes verticales (escalada libre, clásica, deportiva, búlder, artificial, integral…). Todas con el mismo fin, superar física y psicológicamente una meta. Nos centraremos en las más demandadas y practicadas.

Escalada deportiva, vías equipadas de uno o varios largos con diferentes elementos de seguridad (parabolt, spit, químicos), que consiste en ascender como si de una danza se tratara, manteniendo el equilibrio, fuerza y concentración, siempre con la mirada atenta de nuestro pilar más importante, nuestro compañero/a, la persona que nos dará animo y seguridad en su práctica.

Escalada clásica, se diferencia de la deportiva en los elementos de seguridad. Aquí los seguros los tenemos que elegir nosotros ya sean naturales: puente roca, árboles, setas de piedra o artificiales: fisureros, clavos, spit… Suelen ser vías de varios largos.

Búlder, cada día con más aceptación entre los participantes de este deporte, que se caracteriza por su explosividad y rapidez, se efectúa en pequeños tramos, sin asegurar, realizando unos pocos movimientos para lograr el objetivo. La única protección son unas colchonetas que se ponen en la posible zona de caída para protegerla.

Etiquetas: 
escalada, escalada deportiva, escalada clásica, bulder, escalada artificial, escalada integral

Últimos Posts